Iglesia de Santo Tomás (Haro)

  • Autor de la entrada:
Iglesia de Santo Tomás (Haro)

La iglesia de Santo Tomás, en Haro, posee una portada plateresca que figura entre las más destacadas de La Rioja. Semejante a un retablo de piedra labrada, se encuentra guarecida bajo un arco de medio punto e incluye estatuas de los doce apóstoles y Jesucristo, así como relieves con escenas bíblicas. Fue construida a lo largo de más de una década (1512-1525) por Felipe de Bigarny o Vigarny, apodado «El Borgoñón», un escultor de origen francés considerado uno de los maestros del Renacimiento español. Algunas de sus obras más importantes se encuentran en las catedrales de Burgos, Toledo, Palencia y Santo Domingo de la Calzada.

La buena apariencia de esta portada se debe a una restauración realizada en 1955, pero en realidad es la parte más antigua del templo, resto de una construcción anterior que fue demolida en diversas fases a partir de 1534. El edificio actual se empezó a levantar tras aquella demolición, y no estuvo finalizado hasta la primera década del siglo XVII. En el interior tiene tres naves de la misma altura, con bonitas bóvedas de crucería estrelladas. Destacan el retablo mayor, del siglo XVIII, y el órgano barroco, del XVII, provisto de 1.700 tubos.

La torre tiene cuatro cuerpos: los dos inferiores son neogóticos y los dos superiores, barrocos, de planta octogonal, obra de Agustín Ruiz de Azcárraga. Según algunos autores, sirvió de modelo a otras torres barrocas de La Rioja, como las de la catedral de Santa María de la Redonda, en Logroño.

La iglesia de Santo Tomás de Haro fue declarada monumento nacional en 1931. Detrás del edificio, subiendo una pequeña cuesta, hay una excelente vista de los viñedos de Haro, la Sierra de Cantabria y el célebre Barrio de la Estación, sede de bodegas como López de Heredia, La Rioja Alta, Muga, Roda o CVNE.

SITUACIÓN:
En el casco histórico de Haro, a 41 kilómetros de Logroño y 19 km de Santo Domingo de la Calzada.

Deja una respuesta