Abadía Cisterciense de Cañas (La Rioja)

  • Autor de la entrada:
Abadía Cisterciense de Cañas (La Rioja)

La Abadía de Cañas, una pequeña joya del estilo gótico, figura entre los primeros monasterios femeninos de la orden del Císter en España. Fue constituido en el siglo XII y edificado en su mayor parte a lo largo del XIII, bajo el impulso de su abadesa Doña Urraca López de Haro, hija de los verdaderos fundadores de la abadía, el conde Lópe Díaz de Haro y su esposa, señores de Vizcaya y familia de enorme poder en la región durante todo el periodo medieval.

Doña Urraca está enterrada en la antigua sala capitular y su sepulcro de piedra labrada del siglo XIII, en el que está representado su cortejo fúnebre, constituye uno de los tesoros del convento. Destaca también la portada de ingreso a la sala, profusamente decorada con motivos vegetales, entre los que aparecen hojas de roble y de vid y la cabeza de un hombre, boca abajo, que bebe el jugo de un racimo de uvas situado sobre él. Un curioso testimonio de hace setecientos años sobre la cultura vinícola de la zona.



La iglesia es un excelente ejemplo del estilo gótico más puro, y tiene un precioso ábside central con seis amplios ventanales cubiertos con láminas de alabastro, que bañan de luz blanca el interior del templo. En el extremo opuesto se encuentra el retablo mayor renacentista, del siglo XVI, otra de las joyas de la abadía, con ricas pinturas e imágenes de Andrés de Melgar y Guillén de Holanda.

Se visitan también el claustro; la antigua cilla o almacén, que hoy alberga un pequeño museo de arte religioso, y una sala de reliquias en la que figuran, entre otras curiosidades, varios cráneos atribuidos a algunas de las once mil vírgenes que, según la leyenda, fueron martirizadas junto a Santa Úrsula.

En la actualidad la abadía de Cañas sigue habitada por una pequeña comunidad cisterciense de monjas de clausura. Fue declarada monumento nacional en 1943.

Deja una respuesta