Bodegas CVNE

  • Autor de la entrada:
Bodegas CVNE

La Compañía Vinícola del Norte de España (CVNE, habitualmente denominada «Cune» para facilitar la pronunciación de la sigla) representa un pedazo de la historia del vino en nuestro país. Los orígenes de la bodega se remontan a 1879, aunque la empresa como tal fue fundada unos años más tarde en el Barrio de la Estación de Haro (La Rioja). Dos hermanos bilbaínos, Eusebio y Raimundo Real de Asúa, fueron los impulsores y partícipes mayoritarios de la sociedad original, en la que intervinieron también el logroñés Isidro Corcuera y varios socios locales. En un rincón se conserva su antigua vivienda, y adosada a ella, una hilera de pabellones de piedra de una sola planta, con paredes encaladas, tejados a dos aguas y soportales de teja, sustentados por columnas y vigas de madera. Un conjunto típico de la arquitectura bodeguera del siglo XIX, agrupado en torno a un sencillo patio con jardín. De una de las vigas cuelga todavía un gong de hierro y un martillo que se utilizaban para anunciar el final de la jornada. Los propietarios actuales denominan a este conjunto «la aldea del vino», y a él se ciñen las visitas guiadas.

Pero CVNE ha crecido mucho desde entonces, con sucesivas ampliaciones en torno a ese núcleo primitivo, y hoy es un complejo heterogéneo de naves de elaboración, crianza y almacenaje que conforman una de las mayores bodegas de la Denominación de Origen Calificada Rioja.

El pabellón más antiguo conserva su sistema de alumbrado eléctrico original, que fue uno de los primeros de España. Consiste en dos cables de cobre que cruzan la nave de pared a pared. Sobre ellos se desliza una especie de percha corredera con dos pletinas metálicas que hacen contacto con el cobre. Las bombillas están situadas en el mango empleado para deslizar el artilugio, de modo que puede ser conducido de un extremo a otro de la nave en función de la zona que se desea iluminar. En este pabellón se ha habilitado una tienda y un espacio para catas.



A la entrada del pabellón contiguo, bajo los soportales, puede verse una máquina pasteurizadora Malvoisin de finales del siglo XIX, adquirida por CVNE en aquel tiempo como una innovación tecnológica para esterilizar el vino.

Una de las zonas más interesantes de la bodega es la nave Eiffel, obra del estudio de diseño del célebre ingeniero francés. Se trata de un pabellón de 800 metros cuadrados, muy amplio para la época, construido sin columnas para aprovechar al máximo el espacio. Una estructura de cerchas y barras de hierro traslada el peso del techo a los muros, construidos en mampostería de piedra de gran grosor. La obra tardó casi 20 años en ser completada, desde 1890 hasta 1909, y ha sido restaurada en 2007. Hoy mantiene unas condiciones óptimas de frescor de manera natural, y es utilizada para la crianza en barrica de los vinos de la marca Imperial (un reserva y un gran reserva). La nave adyacente es posterior y contiene unos enormes depósitos de hormigón utilizados para la realización de fermentaciones malolácticas. También es atractivo el «cementerio» histórico de la bodega, de considerables dimensiones, donde se conservan vinos de todas las añadas desde 1888. Las botellas más antiguas están protegidas por una verja de hierro cubierta de moho. La llave que la abría fue arrojada al río Ebro en un acto simbólico en 1979.

En la actualidad CVNE posee también bodegas en las denominaciones de origen Rueda y Ribera del Duero. En la DOC Rioja tiene dos más: Viña Real y Viñedos del Contino. Entre todas comercializan más de 30 referencias de vino. Las más populares son las de la marca Cune, pero hay tres marcas más asociadas a la bodega primigenia de Haro: Imperial, ya mencionada, Real de Asúa y Monopole, la marca de vino blanco más antigua de España, creada en 1915.

CVNE – COMPAÑÍA VINÍCOLA DEL NORTE DE ESPAÑA
Barrio de la Estación, s/n
26200 Haro (La Rioja)
Tel: (34) 941 304 809
Email: marketing@cvne.com
Web: www.cvne.com

Deja una respuesta