Catedral de Santa María de la Redonda (Logroño)

  • Autor de la entrada:
Catedral de Santa María de la Redonda (Logroño)

La catedral de Santa María de la Redonda, en Logroño, ocupa el solar de una antigua iglesia románica. Según algunas fuentes, esta iglesia tenía una planta de forma circular; de ahí el nombre del templo. A mediados del siglo XV, la iglesia fue elevada a la categoría de colegiata y se vio enfrentada a nuevas necesidades de espacio, que dieron lugar a la construcción de piedra de sillería actual.

En su mayor parte, la catedral de Santa María de la Redonda data del siglo XVI, pero los elementos más destacados, la fachada principal y las torres-campanario que la flanquean, son posteriores, plenamente barrocos. La portada se abre a la Plaza del Mercado y está concebida como un gran retablo de piedra. Las torres, conocidas popularmente como «las gemelas», están coronadas por un chapitel con múltiples pináculos, y tienen un estilo característico de la región que algunos autores denominan «barroco riojano».



En el interior destacan la sillería del coro, de Arnao de Bruselas; el retablo mayor, y diversas tallas y obras pictóricas custodiadas en las capillas. En especial, un pequeño lienzo del calvario atribuido a Miguel Ángel, situado tras el altar mayor. También sobresale el sepulcro de la capilla de Los Ángeles, realizado en ébano, plata, nácar y carey.

La catedral de Santa María de la Redonda de Logroño fue declarada monumento nacional en 1931.

Deja una respuesta