San Asensio

  • Autor de la entrada:
San Asensio

San Asensio es uno de los grandes municipios vitivinícolas de la Rioja Alta, junto a Haro, Briones, San Vicente, Cenicero, Fuenmayor y algunos otros. Su nombre está estrechamente asociado al «clarete», un tipo de vino ligero, de color rosado, que se fermenta de manera parecida al tinto a partir de una mezcla de uvas tintas y blancas, y que se consume a baja temperatura. En La Rioja se suele considerar que esta localidad es la cuna del clarete.

En sus orígenes medievales, la historia de San Asensio se confunde con la de Davalillo, un castillo y una ermita situados a escasos kilómetros del núcleo urbano. Hace siglos pudieron ser parte de una población diferenciada o bien el primer asentamiento del pueblo actual. Ubicado en la cima de un cerro próximo al río Ebro, el castillo data del siglo XIII y conserva en pie buena parte de sus muros, de piedra de sillería, así como la torre del homenaje, que alberga una pequeña capilla románica en su planta inferior. Las vistas desde lo alto son espléndidas. La ermita se encuentra en la ladera del cerro, es de sillería y mampostería y fue construida en el siglo XVI.



El pueblo propiamente dicho posee un casco histórico más amplio y rico de lo que pudiera parecer a primera vista. Las calles Jesús Ceballos, Horno Nuevo, de la Cruz, Felipe Corres, Fernando Torres y José Iturmendi reúnen un notable conjunto de casas solariegas de los siglos XVII y XVIII, con bonitos escudos en la fachada y en algunos casos aleros de madera labrada y balcones de hierro forjado. En toda esta zona, de trazado irregular y calles en pendiente, son frecuentes los muros de piedra de sillería, incluso en viviendas modernas con el resto de la fachada de ladrillo.

Destaca también la iglesia de la Ascensión, de considerables dimensiones, construida en piedra de sillería entre los siglos XV y XVI, con una bonita torre de tres cuerpos del XVII. En las afueras de la localidad se encuentra el Monasterio de La Estrella, construido originalmente en el siglo XV y reconstruido por la orden de La Salle a mediados del XX. Hoy es un centro de enseñanza concertado y conserva algunas partes primitivas, como la Puerta de los Caballeros, la Fuente del Rey y el claustro gótico.

San Asensio posee también un barrio tradicional de bodegas con cuevas de piedra centenarias, y un entorno de viñedos con varios senderos señalizados.

DISTANCIAS:
A 31 kilómetros de Logroño, 7 km de Briones y 14,5 km de Haro.

Deja una respuesta