Navaridas

  • Autor de la entrada:
Navaridas
Navaridas. © Pako Madinabeitia.

En sus orígenes medievales Navaridas fue una aldea de Laguardia, como otras poblaciones de la Rioja Alavesa. Las primeras referencias documentales datan del siglo XIII y obtuvo el título de villa independiente en el XVII. Dista sólo cuatro kilómetros de la capital de la comarca, y es un placer recorrerlos por una humilde carretera secundaria, la A-4207, que discurre entre viñas durante todo el trayecto y pasa cerca de dos chozos.

El pequeño núcleo urbano abunda en casas rústicas con muros de mampostería, junto a las que aparecen otras más señoriales, de los siglos XVII y XVIII, construidas con piedra de sillería y decoradas con escudos y canecillos labrados bajo el alero. Pueden verse, por ejemplo, en las calles Marqués de Estella o Avenida Diputación. La más notable es el palacio de los Sodupe, antiguo ayuntamiento.



La iglesia de la Inmaculada Concepción se sitúa sobre un promontorio, denominado El Cerrillo, que ofrece bonitas vistas: por el sur y el oeste, de los viñedos del municipio; por el este, de Laguardia, y por el norte, de la Sierra de Cantabria. El edificio es de sillería, se construyó en tres fases entre los siglos XV y XVIII y cuenta con dos portadas situadas en la misma fachada, la una junto a la otra. La de la izquierda, de estilo gótico, es la más antigua y atractiva, aunque está cegada en la actualidad. Tiene arquivoltas apuntadas y decoración con motivos vegetales, entre los que aparecen unos racimos de uvas que atestiguan la centenaria tradición vitícola del municipio. La otra portada es la que cumple hoy la función de entrada al templo y posee elementos isabelinos y barrocos.

Navaridas cuenta también con dos ermitas: San Juan de Ortega, de mampostería, del siglo XVIII, y Santiago, situada en la carretera que conduce a Elciego, más antigua y construida en sillería.

DISTANCIAS:
A 4 kilómetros de Laguardia, 3,7 km de Elciego y 21,5 km de Logroño.

Deja una respuesta