Arnedo

  • Autor de la entrada:
Arnedo
Arnedo. © Sergio Hernández Rivas.

Arnedo pertenece a la Rioja Oriental, la zona situada al este de la Denominación de Origen Calificada Rioja. No es, sin embargo, un municipio de especial importancia vitivinícola. En el término hay dos bodegas y algo más de 300 hectáreas de viñedo; una superficie de cultivo muy inferior a las de Alfaro, Aldeanueva y otros territorios de la región. Se trata, no obstante, de uno de los municipios riojanos con mayor actividad industrial. Destaca como centro productor de calzado, con una tradición que se remonta al siglo XIX. Algunas de las empresas españolas más conocidas del sector tienen su sede en la localidad, que cuenta con numerosos puntos de venta directa.

Los orígenes de la villa son muy antiguos; es probable que en época romana ya contara con una fortificación o pequeño asentamiento. En el siglo VIII fue tomada por los árabes, quienes la hicieron capital de una de sus provincias peninsulares. Tras la reconquista cristiana perteneció a los reinos de Navarra, Aragón y Castilla en diversos momentos del periodo medieval. Finalmente, Felipe V le otorgó el título de ciudad a mediados del siglo XVII.

En contraste con este legado histórico y con su relevancia económica, el municipio posee un casco antiguo deteriorado, que en algunos puntos causa sensación de abandono. Es el caso del entorno de la iglesia de Santa Eulalia, la calle Terradillos o el cerro del castillo, que en ocasiones acumulan mucha suciedad, a pesar de que forman parte del circuito turístico oficial de la localidad.

El núcleo urbano se desarrolló a los pies y a lo largo de un cerro horadado por numerosas cuevas de difícil acceso, cuyas bocas se abren a menudo en paredes prácticamente verticales y ofrecen una estampa muy singular. Se cree que pudieron ser habitadas desde el siglo V o quizá antes, y que en algún caso estuvieron asociadas a primitivos eremitorios. Por desgracia, no se pueden visitar fácilmente, y muchas de ellas tienen delante edificios modernos que las ocultan.



Arnedo cuenta también con tres templos con orígenes en el siglo XVI: la iglesia de Santo Tomás, muy reformada, con portada gótica y muros de sillería, sillarejo, mampostería y ladrillo de diversas épocas; la iglesia de Santa Eulalia, que presenta la misma heterogeneidad, y la de San Cosme y San Damián, de piedra de sillería de color rojizo, de aspecto más uniforme y señorial.

La arquitectura civil incluye diversas casas-palacio de los siglos XVII y XVIII, construidas en ladrillo macizo, como la del arzobispo Argáiz, con grandes arcos en la planta baja, dos escudos de alabrastro y una galería en el piso superior. Hay varios edificios de interés en la calle de la Jota, mal conservados, con galerías y ventanas cegadas con hormigón. En la calle Mayor destaca la casa de los Antillones, que perteneció al conde de Rodezno, de piedra y ladrillo, con una bonita puerta de ingreso y un escudo. De la antigua muralla se conserva la Puerta del Cinto, gótica, del siglo XIII. El castillo árabe, situado en lo alto de una colina, se encuentra en ruinas. Desde su base puede contemplarse un paisaje agrícola e industrial, con polígonos y carreteras de abundante tráfico.

A unos tres kilómetros de la población se encuentra el Monasterio de Vico, fundado a mediados del siglo XV y habitado en la actualidad por monjas cistercienses de Trapa. De la construcción original queda muy poco. La piedra de los muros solo puede verse en la entrada principal, con un escudo muy erosionado.

DISTANCIAS:
A 48 kilómetros de Logroño, 34 km de Alfaro y 16 km de Calahorra.

Deja una respuesta