Colegiata de San Miguel (Alfaro)

  • Autor de la entrada:
Colegiata de San Miguel (Alfaro)

La colegiata de San Miguel, en Alfaro, es un templo verdaderamente monumental, el más grande de La Rioja, y también la única colegiata española realizada por completo en ladrillo. Su construcción comenzó en el siglo XVI y se prolongó durante cien años, aunque no tanto por la dificultad del proyecto como por negligencias, diferencias de criterio y cambios de rumbo en la gestión.

El edificio definitivo es de estilo barroco aragonés e impresiona por su grandiosidad. Tiene una fachada principal clasicista de 45 metros de longitud, a cuyos lados se alzan dos torres de 50 metros de altura. Toda la construcción es de ladrillo rojo aplantillado y está cubierta con tejados que alcanzan una superficie total de unos 3.000 metros cuadrados. En esta inmensa techumbre, provista de múltiples vertientes, pináculos y cornisas, anida una numerosísima colonia de cigüeñas blancas, que constituye en sí misma un reclamo turístico tan importante como el templo, o más. Ese puede ser el motivo de que no haya sido desalojada todavía, a pesar de que algunas voces críticas sostienen desde hace años que causa un deterioro inadmisible al edificio. Se cree que se trata de la mayor colonia urbana de estas aves en el mundo, aunque su población varía a lo largo del año.



En el interior de la colegiata de San Miguel destacan el retablo mayor, presidido por una imagen de San Miguel debida a Gregorio Fernández; la capilla de San José, con un Cristo gótico del siglo XIII, y el coro de madera de nogal, minuciosamente labrado por Mateo de Rubalcaba y cerrado con una verja barroca de hierro forjado.

La iglesia fue declarada monumento nacional en 1976.

SITUACIÓN:
En la Plaza de España de Alfaro, a 70 kilómetros de Logroño y 24 km de Calahorra.

Deja una respuesta