Lagares rupestres en la DOC Rioja

  • Autor de la entrada:
Lagares rupestres en la DOC Rioja
Lagar rupestre en Ábalos (Rioja Alta).

Los lagares rupestres son oquedades excavadas en rocas próximas a viñedos, que se utilizaban antiguamente para pisar la uva o prensarla y extraer el mosto. A continuación el mosto era trasladado a las bodegas familiares y se dejaba fermentar. De ese modo se elaboraban vinos claretes y blancos. Cada lagar solía incluir un hueco principal de forma circular o cuadrangular en el que se pisaba la uva, un pequeño canal por el que discurría el mosto y otro hueco en el que se depositaba.

No se sabe de qué época datan estos lagares, que muchas veces aparecen junto a necrópolis medievales con sepulturas antropomorfas excavadas en el mismo tipo de roca (arenisca). En algunos casos las necrópolis y los lagares comparten una misma roca pero son independientes, mientras que en otros parece que los viticultores pudieron utilizar antiguas sepulturas para horadar con mayor facilidad los lagares. En todo caso, existen documentos medievales con referencias a ciertas estructuras situadas en el campo para extraer el mosto de la uva.

En la Denominación de Origen Calificada Rioja, la mayor parte de los lagares rupestres se concentra en una zona situada a los pies de la sierra de Cantabria que comprende los municipios de LabastidaÁbalos y San Vicente de la Sonsierra. Ábalos cuenta con una treintena de lagares restaurados, y en algunos casos también señalizados, y el término municipal de San Vicente posee más del doble. Labastida es un referente en materia de lagares rupestres, pues ha señalizado doce espacios que incluyen un total de 28 lagares. Cada uno de ellos cuenta con paneles didácticos en los que se detalla la situación, morfología y uso del lagar.

UBICACIÓN:
En los términos municipales de Ábalos, Labastida y San Vicente de la Sonsierra.

Deja una respuesta