La Fundación Española del Corazón recomienda el consumo de la marca de calidad «Champiñones y setas de La Rioja»

  • Autor de la entrada:
La Fundación Española del Corazón recomienda el consumo de la marca de calidad «Champiñones y setas de La Rioja»
Seta en Nestares (sierra de Cameros, La Rioja).

La Consejería de Agricultura ha suscrito un acuerdo de colaboración con la institución para difundir los efectos beneficiosos de los hongos en una dieta equilibrada.


La Consejería de Agricultura del Gobierno de La Rioja y la Fundación Española del Corazón, entidad promovida por la Sociedad Española de Cardiología, han suscrito un contrato de colaboración que permitirá difundir los efectos beneficiosos del consumo de champiñón para evitar enfermedades cardiovasculares.

En virtud del acuerdo, las empresas productoras, transformadoras y comercializadoras de setas y champiñón de La Rioja, tanto en fresco como en conserva, podrán utilizar la marca «Fundación Española del Corazón, entidad colaboradora» y su logotipo en envoltorios, etiquetas y material publicitario. Debajo podrán añadir la indicación «bajo en grasa, sodio y sin colesterol».

De este modo, la marca de calidad «Champiñones y setas de La Rioja» se incorpora al Programa de Alimentación y Salud de la Fundación Española del Corazón, del que solo forman parte productos que han demostrado ser beneficiosos para la salud cardiovascular en el marco de una dieta variada y equilibrada.

Los objetivos de la Fundación Española del Corazón son la prevención de las enfermedades cardiovasculares mediante la educación sanitaria de la población y el fomento de la investigación en este ámbito en España. Según algunos estudios, el consumidor en general desconoce el papel que pueden desempeñar los hongos en el mantenimiento de una buena salud y la prevención de enfermedades.

Además de tener bajos niveles de glucosa, colesterol, purinas y sodio (indicado por tanto para personas con tensión arterial alta), el champiñón es rico en fibra, agua, vitaminas B-2 y D y minerales.

El consumo de champiñón en España dista mucho de la media europea, que se cifra en 3 kg por habitante y año. El consumo español se reparte del siguiente modo: 1,077 kg/habitante/año en champiñón fresco; 0,500 kg/habitante/año en champiñón transformado y 0,051 kg/habitante/año en champiñón congelado.

Deja una respuesta