Bodega Conde de los Andes

  • Autor de la entrada:
Bodega Conde de los Andes

La bodega Conde de los Andes fue fundada por Federico Paternina en 1896, y se encuentra en el antiguo «barrio de bodegas» de Ollauri, en la ladera de un cerro en la parte alta del pueblo. El fundador adquirió allí unos calados antiquísimos, que arrancan en la parte de la villa próxima al núcleo de viviendas y se van adentrando en la montaña. En la superficie se suceden tres construcciones de piedra, muy sobrias, que acogieron las naves de vinificación hasta 1922. En la actualidad, la bodega pertenece al grupo Muriel Wines, que ha retomado la elaboración de vinos de la marca Conde de los Andes en un edificio cercano.

Los calados o túneles centenarios de esta bodega figuran entre los más atractivos de España y presentan una notable variedad. Los más antiguos fueron excavados a pico y podrían datar de finales del siglo XVI o comienzos del XVII. Los más profundos se encuentran a 40 metros bajo tierra, y los más superficiales, a 18. Todos ellos mantienen una temperatura constante de 12 grados centígrados. Su restauración fue reconocida con el premio internacional Best of Wine Tourism en el año 2006.



Destaca por su belleza y singularidad una cueva con arcos de ladrillo macizo que se cruzan en el vértice superior, formando una especie de bóveda de crucería irregular, de aspecto primitivo. También hay calados con muros y arcos de sillería que se prolongan formando pasillos, y una espaciosa sala abovedada que se distingue del resto por su amplitud. En algunos puntos se han conservado las primitivas lámparas de aceite, hoy herrumbrosas, que preservan el sabor añejo del conjunto. Las galerías más recientes se diferencian por la existencia de columnas y de techos con líneas más rectas. La bodega conserva también varias prensas y una docena de tinos antiguos.

BODEGAS OLLAURI – CONDE DE LOS ANDES
C/ Sol de la Cabra, s/n
26220 Ollauri (La Rioja)
Tel: (34) 941 338 380
Email: enoturismo@condedelosandes.com
Web: www.bodegasollauri.com

Deja una respuesta